Presión arterial, un indicador a tomar en cuenta en la diabetes


La presión arterial se mide con dos números, tales como 130/80 (ciento treinta sobre ochenta). El primer número es la presión de los latidos del corazón que empujan la sangre hacia las arterias.
El segundo número es la presión que existe cuando el corazón descansa entre latidos y se relajan los vasos sanguíneos. La presión arterial alta puede ocasionar derrame cerebral o ataque del corazón, problemas de los ojos y enfermedades renales. La ADA recomienda que las personas con diabetes tengan la presión arterial por debajo de 130/80, para la mayoría de los casos. Si sus niveles no caen dentro de dicho rango, pueden ser útiles los planes de alimentos, la actividad física y los medicamentos. Trabaje con su equipo de profesionales de atención médica para planear una estrategia.